IMG_2985

Dónde está el fútbol???

FullSizeRenderIba yo a hablar sobre deporte, fútbol, formación y… se me ha cruzado una noticia en la portada del diario: primer partido de alevines suspendido por “incidentes”.

Lo de incidentes no lo ponía la noticia pero lo digo yo, más que nada para no entrar en detalles que empeoren aún más el panorama. También me viene a la memoria otro sucedido donde la noticia era que un partido de benjamines había acabado con un resultado de treinta y tantos a cero; posiblementeeste partido sí habría debido suspenderse sin incidentes. De hecho, el incidente es que no se suspendiera.

Si noticias como éstas llegan a portada de periódicos generalistas es porque algo pasa con la práctica del fútbol de nuestr@s chic@s; esto suena a alarma social. Sin embargo, yo, que tiendo a mirar la vida con una sonrisa, me lo tomo como un despertar. Creo que llevar algo así a primera plana es situarlo al nivel de la preocupación que debe generar.

Mi reflexión es que la gestión equivocada de la competición en el deporte alimenta la carcoma que corroe la madera de la que están hechos nuestros jóvenes. Da igual si ésta es roble, pino, nogal, castaño, caoba… no distingue de calidades. Se instala en el corazón de padres, hijos, entrenadores, directivos, árbitros… y acaba convirtiendo una práctica deportiva ilusionante para todos en un río donde navegan frustraciones, rabias, ansias y demás sensaciones que sin duda negaremos tener los mayores si alguien nos pregunta.

  • ¿Es necesario que niñ@s en edades tempranas participen en ligas regulares para disfrutar y aprender de la práctica del fútbol?
  • ¿Es el partido del fin de semana la culminación del entreno semanal para niñ@s que no pasan de los 11 años?

Rotundamente no a la primera y no a la segunda, no al menos en esas edades. En estas edades es prioritario reivindicar las sesiones de entrenamiento como referente de calidad. Cada entreno debe convertirse en una experiencia única, donde poder experimentar todo aquello que la práctica deportiva proporciona, también el componente competitivo.

Entiendo que esta idea pueda cambiar el paso a muchos, también soy consciente de que implica más trabajo y formación pero, sobre todo, requiere una mirada distinta… Esa mirada que nos permita encontrar el fútbol donde nuestros jóvenes necesitan, justo donde ahora yo no consigo ver.

IMG_2985

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *