deberes

Deberes de verano para padres…

Pensar o no pensar? Esa es la cuestión.

Está bastante extendida la idea de no pensar en vacaciones, para eso son, no? Y eso nos lo decimos como si pudiéramos dejar de hacerlo. Como si lo de pensar dependiera de un interruptor que controlamos. Pues bien, la noticia es que no, que es un mecanismo que no depende de nuestra voluntad.

No sé si es una buena noticia, según para quien. Se me ocurre una sugerencia que sirve para todos: ya que no habrá más remedio que pensar, propongo disciplinarnos para hacerlo de manera intencional, y hacerlo para que lo importante sea antes que lo urgente.

El tiempo que ocupan nuestros hijos en el horario extraescolar es algo demasiado importante como para que pase al listado de lo urgente. Y lo es por cosas como éstas:

  • es de las cosas que los niños hacen de manera voluntaria
  • suele necesitar del acuerdo padre-madre-hijo
  • requiere una organización doméstica y suele suponer un gasto adicional
  • amplía el círculo de amistades de nuestros hijos más allá del colegio
  • requiere un gasto energético que ha de ser compatible con las tareas (deberes) escolares

Siempre he observado como una buena práctica combinar una actividad deportiva y una de desarrollo intelectual/creativo. Ahí van algunas sugerencias sobre las deportivas:

  • que sea una decisión realmente voluntaria,
  • definir unos criterios de decisión que se puedan defender y mantener en el tiempo,
  • que combine lo lúdico y lo educativo
  • que sea compatible con las actividades en familia y, sobre todo
  • que se haya pensado como algo importante

A pensar…. Feliz verano!!!

deberes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *